FANDOM


Gato Abisinio
Raza-gato-absinio
Un Gato Abisinio
Tipo Mediano
Cabeza Cuneiforme, frente abombada, perfil de curva suave
Ojos Grandes, almendrados, bien separados entre sí; de colores luminosos: ámbar, verde o amarillo, puro, claro e intenso, rodeado con el color del ticking
Cuerpo De longitud media, compacto, flexible, musculoso
Cola Muy larga, de base ancha, puntiaguda
Pelaje Corto, suave, denso, apretado, pegado al cuerpo
Colores Ticking característico: dos o tres franjas alternadas de color oscuro y claro sobre cada pelo, con la punta oscura. Colores: salvaje o ruddy, sorrel, azul, fawn y silver
Clasificación general Gatos de Pelo Corto

 El Abisinio es un Gato con aspecto salvaje,su mirada y el jaspeado característico de su pelaje recuerdan fácilmente a la fisonomía del puma. Aunque sea un gato sociable y cariñoso, también es activo e independiente.

OrigenEditar

Se cree que el Abisinio es descendiente directo del gato doméstico del Antiguo Egipto. Los primeros ejemplares podrían haber llegado a Inglaterra hacia 1860 provenientes de Abisinia (Etiopía), setenta años después, en 1929 se establecería oficialmente la raza.

HistoriaEditar

Majestuosamente pero con un sigilo espectral, los gatos Abisinios deambulaban por el interior de los grandes templos del antiguo Egipto. Eran, por así decir, los hijos de los dioses, su reencarnación terrenal. Representaban todo lo bueno, todo lo divino, y se les otorgaba el respeto y la adoración que su posición omnipotente exigía. Desgraciadamente, una descripción tan romántica y a la que muchos gustarían prestar su aceptación con carácter exclusivo, sólo resulta cierta si de ella se elimina el término Abisinio.

Forma parte de la naturaleza humana creer que si nos es posible establecer un nexo ininterrumpido con algo que existió hace cientos o miles de años, tal circunstancia concede en cierto modo un status mayor a aquello que constituye el elemento central de dicho nexo. No hay nada que objetar a ese enfoque ya que aparte su interés también es fuente de placer.

Sin embargo, cuando la realidad y la ficción no aparecen claramente identificadas, surge el peligro de que se inicie una fusión y que ello dé lugar a una visión distorsionada de la verdad, es decir, que saquemos mayores conclusiones de lo que vemos que de la realidad histórica de su creación. La raza del Abisinio, tal como hoy la conocemos, cuenta con una ascendencia que no se remonta más allá del siglo XIX y no sólo es esto un hecho cierto, sino que lejos de ser de Abisinia y mucho menos Egipcia, tenemos que fue creada en las verdes y placenteras tierras de Inglaterra. Moraba no en los palacios de los faraones, sino en los hogares de la burguesía inglesa de clase media y elevada, los cuales constituían un lugar muy acogedor durante sus años de formación.

¿Cómo sabemos que la raza no es la misma que embellecía los pórticos santificados de los antiguos templos egipcios? La respuesta podemos encontrarla en el hecho de que con anterioridad al siglo XIX no existían auténticas razas de gatos y que lo que como máximo se podía encontrar eran tipos diversos. Fue solamente con la formación de asociaciones de aficionados a los gatos que los tipos pasaron a convertirse en razas.

Esto se llevó a cabo a través de una comparación de los ejemplares individuales con unas normas escritas que fijaron los criterios que permitían distinguir cada una de las razas de sus arquetipos, y la cría, a partir de dicho instante, se vio orientada hacia la consecución de una progenie que respondiese a las exigencias físicas establecidas en las referidas normas, o sea lo que se conoce como el estándar. Lo mismo resulta cierto para el Mau egipcio y muchas otras especies cuyos dueños creen fervorosamente que sus amigos felinos son descendientes directos, con carácter puro, de gatos que eran objeto de veneración hace miles de años en determinados países.

Como máximo, podemos decir que es posible que exista en los gatos que poseemos una leve presencia de genes egipcios que derivan de los felinos de los faraones pero tal supuesto implica llevar el margen de probabilidades a un límite extremo y podría decirse fácilmente de cualquier raza actual.

ComportamientoEditar

El Abisinio posee un temperamento muy activo e independiente. Escaladores natos, les gusta trepar a los árboles y en su defecto necesitarán una buena alternativa donde poder ejercitarse. De fácil adaptabilidad siempre y cuando disponga de total libertad para desplazarse.

AspectoEditar

El Abisinio es un gato mediano; compacto y flexible, con extremidades delgadas y fuertes. Ojos almendrados, rodeados con el color del Ticking. Pelo corto y denso, la variante de pelo largo es la raza Somalí. El color es el Ticking (jaspeado) característico en las tonalidades; Salvaje, Sorrel, Azul, Fawn y Silver aunque la más representativa es la Salvaje o Ruddy.

CuidadosEditar

El Abisinio no necesita una atención demasiado especifica, por su pelaje corto, bastaría con cepillarle de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto. Otro aspecto es referente a su alimentación, como es un animal muy activo, su alimentación debe ser energética.

SaludEditar

Hasta el momento no se le atribuyen al Abisinio afecciones características aunque se podrían presentar algunas alteraciones genéticas, entre las más frecuentes; Amiloidosis renal (Insuficiencia renal crónica), Luxación de rótula y Hernia umbilical.

Galería de imágenes

Gatito a
Imagenes de Gato Abisinio

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar